El Holocausto del Aborto

Bruno no entendía por qué el hombre débil en la cocina había “decidido” dejar de ser doctor para pelar papas en la casa de Bruno. No entendía por qué el niño que vivía en la “granja” cercana detrás de la cerca siempre vestía “pijamas” a rayas—como también todas las personas que vivían y trabajaban en la misma “granja”. No entendía por qué el humo que salía frecuentemente de las dos grandes...

Suscribase Gratis    Apoye a E.B.

El Evangelio del Reino

Introducción A. Antes de Su ascensión, Jesús comisionó a Sus discípulos a predicar el Evangelio a todo el mundo (Mateo 28:18-20). B. Ya que ahora esta es nuestra responsabilidad, debemos saber cuál es el Evangelio que esos hombres predicaron. Exposición I. El Evangelio del reino comenzó con Juan. A. Esto marcó el “[p]rincipio del evangelio” (Marcos 1:1). B. Él predicó el arrepentimiento...

Suscribase Gratis    Apoye a E.B.

¿Moda de Adoración o Verdad Eterna?

La cultura nos afecta en formas que la mayoría nunca considera. La generación a la que la televisión cría y la que asiste a más partidos de fútbol que a clases bíblicas parece que quiere un avivamiento emocional cada semana. Los sermones más emocionantes atraen a más gente, y los actos más dramáticos generan los mejores elogios. La generación moderna considera la adoración como un...

Suscribase Gratis    Apoye a E.B.

Excelencia Moral

Introducción A. Una de las cosas que Pedro dice que debemos añadir a nuestra fe mientras crecemos en gracia y conocimiento, es la “virtud”. B. La palabra griega es arete, un término que hace referencia a la excelencia que los griegos buscaban en cada aspecto de la vida. C. Como cristianos, debemos esforzarnos por la “excelencia moral”. Exposición I. Cuando se trata de la moralidad...

Suscribase Gratis    Apoye a E.B.

El Precio de la Libertad

Introducción A. Debemos estar agradecidos por las libertades que disfrutamos en una nación libre, ya que se obtuvo tales libertades a un gran precio. B. A pesar de los grandes sacrificios que otros han hecho por alcanzar la libertad, la libertad todavía tiene un costo para todos nosotros. C. Es bueno que tomemos tiempo para celebrar nuestras libertades civiles, pero es mucho más importante...

Suscribase Gratis    Apoye a E.B.

Cómo Controlar la Envidia

En una leyenda griega antigua, se cuenta que un atleta muy bueno y muy bien entrenado compitió en una carrera pero llegó en segundo lugar. Las alabanzas y gloria rodearon al ganador, y se erigió un monumento en su honor. La envidia abrumó al atleta que tuvo el segundo lugar. Él se resintió y decidió destruir la estatua. Por muchas noches, el hombre llegaba a escondidas y comenzaba...

Suscribase Gratis    Apoye a E.B.

¿No Se Debe Legislar la Moralidad?

El Jefe Ejecutivo de una corporación norteamericana principal fue forzado a renunciar después de admitir haber tenido una aventura sexual con una empleada (Merle, 2005). El incidente hizo surgir la pregunta ética frecuentemente debatida: “¿Debería el comportamiento personal de alguien tener repercusiones en su posición pública?”. La “sabiduría” moderna dice: “No”. Se repitió las...

Suscribase Gratis    Apoye a E.B.

La Conversión de Saulo

Introducción A. Saulo se dirigió a Damasco con la intención de arrestar a todos los cristianos que pudiera encontrar en su camino, pero cuando llegó, predicó que Jesús es el Cristo. B. Fue aparentemente claro que, cuando Saulo de Tarso llegó a la conversión, cambió para siempre. Exposición I. Vemos un cambio dramático en la conversión de Pablo. A. Hubo un cambio en su perspectiva...

 

Suscribase Gratis    Apoye a E.B.

El Desarrollo de Autoestima en los Niños

Como adultos, entendemos que nuestra auto-imagen depende de que entendamos el enfoque de Dios en cuanto a nosotros. Él nos creó un poco menor que los ángeles, y nos dio a Su Hijo para salvarnos. Esto quiere decir que somos importantes para Dios, y que Él nos ha otorgado gran valor. Así que, ¿cómo podemos inculcar en nuestros hijos autoestima adecuada? Debemos...

Suscribase Gratis    Apoye a E.B.

El Nuevo Nacimiento

Introducción A. No hay manera de conocer las expectativas que Nicodemo tenía al visitar a Jesús, ¡pero se pudiera deducir que se sorprendió al enterarse que él mismo necesitaba nacer de nuevo! B. Para muchos esta noticia todavía es una sorpresa, y hay pocos que están dispuestos a someterse a este mandamiento.
Exposición I. Nicodemo no se había dado cuenta de que la necesidad...

Suscribase Gratis    Apoye a E.B.